bannerito.jpg

Home
Sagradas Escrituras
San Malaquias
Piramide Egipto
Nostradamus
Testigos De Jehova
Tipos de Vampiros
La Iglesia de Satanas
Page Title
juegos2
juegos3
juegos4
Page Title
Page Title

Cine y Televisión

En muchas películas se emplean estímulos subliminales con distintos fines.
Uno de los filmes que más se ha comentado por su empleo de mensajes subliminales es "El exorcista". El director Friedkin ha empleado técnicas subliminales visuales y auditivas para reforzar los efectos emocionales. Por ejemplo, entre los efectos de la banda sonora se incluye el zumbido de un enjambre de abejas enfurecidas, así como gruñidos de cerdos al ser degollados, rugidos de león y maullidos de gatos. Entre los subestímulos visuales, cabe destacar una máscara de la muerte, proyectada en numerosas ocasiones durante el filme, que ocupaba toda la pantalla.
También Hitchcock empleó la estimulación subliminal para aumentar el efecto emocional de "Psicosis". Si analizamos la escena final de esta película fotograma por fotograma, podremos ver un estímulo que ha pasado inadvertido a millones de espectadores: en esta última escena, cuando la cara de Norman (Anthony Perkins) ocupa toda la pantalla se sobre impresiona de forma subliminal la calavera de la madre de Norman. De hecho, si recordamos, Norman tiene una psicosis de doble personalidad, por lo que el hecho de que estén sobré impresionadas las dos caras refuerza esta idea.
También en películas de Walt Disney podemos encontrar imágenes subliminales. De hecho, la American Life League, de Virginia (EE.UU.) ha denunciado a la Disney por el empleo de sexo subliminal. Un ejemplo de estimulación subliminal lo podemos encontrar en El Rey León. La escena transcurre en plena noche, Simba, ya mayor, se encuentra en lo alto de una montaña con el firmamento repleto de estrellas al fondo. Éstas se van moviendo hasta que finalmente construyen la palabra "sex". La intención de esta manipulación sigue siendo una incógnita.

Los Rescatadores, producido en 1977 contiene una imagen subliminal. La escena ocurre a los 28 minutos de la película y es imperceptible a velocidad normal. Los dos ratoncitos - empeñados en ayudar a una niñita y a librarse de secuestradores - están viajando sobre un viejo albatros. En el aterrizaje, el pájaro pierde altura y pasa frente a varios departamentos. Las fotos aparecen en una de las ventanas.
En la película Robim Hood, el héroe usa una bola de cristal para llamar al príncipe de las tinieblas y hace conjuros con los dedos de las manos, señales reconocidas como las mismas utilizadas por los satanistas para invocar demonios
En el film Hércules, el diablo sale del medio del abismo y dice que su nombre es Hades, el señor de la muerte
La portada del video La Sirenita está apuntada como pornografía infantil. Tendría la forma de un pene erecto. En la película, en la escena del matrimonio, a preciosa Ariel queda excitada.
El significado indígena de la palabra Pocahontas es espíritu invocado del abismo. La chica del film va a un árbol y consulta el espíritu de alguien que habría muerto hacer 400 años.
El Hombre Araña hace una señal satánica de invocación demoníaca para lanzar su tela.
Los fabricantes de productos publicitarios descubrieron que el cine podría convertirse en uno de los mejores vehículos para dar a conocer sus productos. Ejemplos hay abundantes. En la película "Piloto de pruebas", de Víctor Fleming, Spencer Tracy pide "dos Coca-Colas, por favor". La película española "Cachito" anuncia los "Huesitos".
El "product placement" (emplazamiento de productos) es un método de publicidad encubierta o silenciosa usada en las películas, y en la televisión. En "Instinto básico" Sharon Stone convierte a Michael Douglas en un consumado bebedor de güisqui Jack Daniel´s. Ellito explica en "E.T., el extraterrestre", que en la tierra "se bebe Coca-Cola".
Probablemente fue decisivo que Tom Cruise llevara unas gafas de la marca Ray-Ban modelo Wayfarers en "Risky busines" para que sus ventas se triplicaran, o que después de que el actor repitiera marca en "Top Gun", esta vez con el modelo aviador, las ventas se incrementaron en un cuarenta por ciento. Incluso puede ocurrir que en la mención de una marca en la versión original no se respete en la traducción. En la película "Regreso al futuro", Marty McFly (Michael J. Fox) pregunta "¿Por qué me llamas Calvin?" a la que será su madre, sin reparar en que ésta ha leído la etiqueta de Clavin Klein en su calzoncillos. En la versión española de la película, el falso nombre de Marty fue cambiado por Levi´s Strauss y, en la italiana, por Pierre Cardin.
En 1994, el diario californiano "Los Angeles Times" destapó que la Brown and Williamson Tobacco Corporation, una de las tabaqueras mas importantes de EE.UU., había pagado casi 140 millones de pesetas para que sus productos aparecieran en 22 películas, para lo que contrató a una agencia especializada en "product placement" entre 1979 y 1983. La noticia, obtenida a partir de una Comisión Parlamentaria, también reveló que Brown and Williamson -que comercializa las marcas Barclay, Belair, Capri, Kool, Viceroy y Ralegh- pagó para que fumaran sus cigarrillos a estrellas como Sean Connery ("Nunca digas nunca jamás"), Clint Eastwood ("Impacto súbito), Paul Newman ("Harry e hijo) y Sylvester Stallone, que lo hizo en cinco películas, entre ellas uno de sus mayores éxitos, ("Rambo"). En la película de Otto Preminger, "Laura", Vicent Price ofrecía Chesterfield a Gene Tierney. ¿Estaba pagada esta aparición? Lo cierto es que desde hace años Philip Morris -propietaria de Chesterfield, Lark y Marlboro, entre otras marcas, ha utilizado numerosas películas como vehículo publicitario. Lois Lane (Margot Kidder) fumaba Marlboro en "Superman" y la marca todavía aparecía en "Superman II".
A partir de los años noventa, y ante la presión de las organizaciones de consumidores, las compañías tabaqueras se comprometieron a dejar de utilizar el product placemente, aunque la marca Marlboro es la marca de tabaco que fuman las estrellas en mayor numero de películas precisamente a partir de los años 90. Nicolás Cage en "Corazón Salvaje" (1990), Woody Harrelson en "Asesinos natos" (1994), Crhistian Slater en "Amor a quemarropa" (1993)....
También los bancos se suben al tren de la publicidad silenciosa en la película "El ultimo gran héroe", el American Banking aparece detrás de Arnold Schwarzenegger.
En las producciones españolas el "product placement" se ha convertido en una publicidad encubierta. Así en "Volver a empezar", de José Luis Garci, Tabacalera Española pagó una fuerte suma para que uno de sus protagonistas pidiera "un ducaditos". Sumas que varían entre un millón y cuatro millones de pesetas, aunque la influencia de los anunciantes en las producciones en las que aparecen no se acerca, ni mucho menos, a la de los Estados Unidos.

También existe este tipo de publicidad en programas y series de televisión. Tele Pizza, por ejemplo, no explicó su presencia en la serie de televisión "Pepa y Pepe" porque las características del contrato eran"confidenciales". Sin embargo, la firma McDonald´s aseguró que la presencia de su firma en "Farmacia de guardia" era"más barata que un spot de televisión". Es más, las marcas de tabaco y bebidas alcohólicas de mas de veinte grados, cuya publicidad no está permitida en televisión, aprovechan el "produc placement" para eludir esta restricción y así la firma de tabaco Lucky Strike aparecía en "Lleno, por favor", de Antena 3 y en la película "Ultimas tardes con Teresa", de Gonzalo Herralde, y la cajetilla de tabaco Fortuna en "Los mejores años de nuestra vida", , a cambio de que en el establecimiento estén presentes carteles publicitarios de Tabacalera Española.

Pagina nueva 1

© 2006 Escalofríos v2.0, Inc. All Rights Reserved. Todos los derechos son de exclusiva responsabilidad de "Intertainment C&N" http://escalofriosv2.tk no se hace responsable ni se identifica con las opiniones o comentarios realizadas por nuestros usuarios o colaboradores.